El aumento del precio de la luz: Cómo ahorrar dinero en la factura de la electricidad

|

La bombilla se enciende y consume electricidad - Consumo de energía
Los datos más importantes sobre el coste de la energía

Tiempo de lectura: aprox. 4 minutos

  • El precio de la luz y los costes de la electricidad están aumentando considerablemente en Europa. Un uso austero reduce el consumo de energía y, al mismo tiempo, ahorra dinero y protege el medio ambiente.
  • Los mayores consumidores de electricidad en el hogar son los grandes electrodomésticos. La compra de electrodomésticos de bajo consumo suele ser rentable a largo plazo.
  • Con medidas sencillas puedes calentar adecuadamente y reducir tu propio consumo de energía.

La actual crisis energética y el aumento constante de la inflación en Europa hacen que los precios suban considerablemente, sobre todo los de la energía. Para estar bien preparado para los próximos meses de invierno, hay algunas cosas que puedes hacer en casa. Incluso las medidas más sencillas pueden ayudarle a reducir los gastos en calefacción y ahorrar mucha energía. Aquí encontrarás todos los consejos y formas de reducir tus consumo energéticos y de electricidad.

Especialmente hoy en día, hay buenas razones para ahorrar energía y consumirla de forma más consciente. El conflicto en Ucrania y los elevados precios de la energía que esto conlleva, ponen cada vez más en primer plano la cuestión del uso económico de los combustibles fósiles.

Aumento de los precios de la luz en Europa

El aumento de los precios de la energía y la elevada tasa de inflación en Europa ejercen cada vez más presión sobre nuestras finanzas. Es por ello que tiene sentido pensar en cómo puedes reducir tu consumo privado de energía. Por supuesto, sin tener que congelarnos en casa. Un efecto secundario práctico de todo esto es que utilizar los recursos con moderación no sólo protege tu cartera a largo plazo, sino también el medio ambiente.

Pero, ¿cuánto han subido los precios actuales de la energía? Esto es más evidente si los comparamos con los precios de años anteriores. Por ejemplo, según la Asociación Alemana de Industrias de la Energía y el Agua (BDEW), el precio medio de la electricidad para los hogares españoles en junio de 2022 era de 35,04 céntimos por kWh. En comparación, fue de 11,31 céntimos en 2020. En los últimos cuatro años, el precio se ha incrementado, por tanto, en torno al 310%.

Ahorrar energía en el hogar

Con los precios de la luz tan elevados, la cuestión no es si se puede o no, sino cómo ahorrar energía y dinero dentro de nuestro hogar. Pero siempre es más fácil decirlo que hacerlo. Por lo tanto, hay que pensar en qué lugares se puede ahorrar electricidad y cuáles son los mayores consumidores de electricidad en casa. Por ejemplo, se puede ahorrar electricidad al lavar, en la cocina, con la iluminación o también en la oficina en casa.

Esto consume la mayor parte de la electricidad

La forma más fácil de medir el consumo de energía de tus aparatos es utilizar un contador de electricidad o mirar la etiqueta de eficiencia energética. Los aparatos de entretenimiento, como los televisores y los ordenadores, se utilizan casi a diario y consumen una gran cantidad de electricidad. La compra de electrodomésticos energéticamente eficientes merece la pena a largo plazo (a pesar del mayor gasto de compra) ya que el consumo anual de electricidad es menor.

Mujer melancólica frente a un billete - Ahorro de electricidad

Los grandes electrodomésticos, como los frigoríficos, las lavadoras y los congeladores, son los típicos devoradores de energía y consumen una cantidad considerable de electricidad. Si tienes un electrodoméstico grande que ya tiene más de 10 o 15 años, puede tener sentido comprar uno nuevo. A largo plazo, puede merecer la pena gastar un poco más ahora.

Calentamiento sencillo y adecuado

Para calentar tu hogar de forma eficiente durante la temporada de invierno, basta con tomar medidas sencillas. De este modo, podrás reducir tus gastos de calefacción, ahorrar energía y mantener tus cuatro paredes calientes al mismo tiempo:

  • Purgua tu calefacción con regularidad: Si hay demasiado aire en el calentador, puede que este no caliente de forma correcta. Si el calefactor tiene un borboteo, debes purgarlo y posiblemente añadir agua.
  • Sella las ventanas y las puertas: Puedes tapar fácilmente las fugas con sellos adhesivos. Prueba a colocar un trozo de papel entre la ventana; si puedes deslizarlo sin problemas, deberías cambiar el sello. Esto reducirá la cantidad de aire frío que entra en la habitación.
  • Ventila la habitación dos veces al día con la ventana abierta de par en par, en lugar de hacerlo permanentemente con la ventana inclinada.
  • La temperatura adecuada de la habitación: En salón no debe superar los 20 grados. En el dormitorio basta con 16 o 18 grados. Cada grado menos ahorra energía y, por ello, dinero.

6 consejos prácticos para ahorrar electricidad

Además de comprar nuevos electrodomésticos de bajo consumo, puedes ahorrar electricidad con los que ya tienes, tanto en el hogar como en la oficina en casa. Hoy te traemos seis consejos para que puedas reducir fácilmente tus gastos de energía y electricidad:

1. Ahorra en el baño

Ducharse es mejor que bañarse, pero también hay algunas cosas que puedes tener en cuenta a la hora de ducharte. Una alcachofa de ducha de bajo consumo consume menos agua caliente que una convencional y, por tanto, es más económica. Comprueba también que tu calentador de agua no esté demasiado alto. Se considera que 39 grados centígrados son suficientes para un uso diario normal; puedes probar la temperatura en la ducha.

2. Utilización correcta de la lavadora

Basta con lavar la ropa a 30 grados centígrados. También puedes utilizar el programa ecológico si tu lavadora lo tiene. Suele tardar más, pero por lo general, consume menos electricidad y agua.

Niña frente a una lavadora: reduce los gastos de energía

3. Ajusta la nevera

Asegúrate de que tus grandes electrodomésticos se mantienen a la temperatura adecuada. Una temperatura de 7 grados centígrados es suficiente para el frigorífico y menos 18 grados centígrados es la temperatura óptima para el congelador. Además, descongela regularmente los rincones congelados del congelador, ya que consumen mucha energía.

4. Ahorra en la cocina

Tan simple y a la vez tan eficiente: Utiliza siempre una tapa cuando cocines. Así ahorrarás tiempo y dinero. También puedes calentar el agua en la tetera en lugar de en la olla. Esto es mucho más rápido y consume menos electricidad.

5. Ahorra en la oficina en casa

Utiliza un portátil en lugar de un ordenador de sobremesa y desenchufa los cargadores directamente de la toma de corriente cuando ya no los necesites, ya que suelen ser unos devoradores secretos de energía. También puedes poner el ordenador en modo de ahorro de energía o en modo de hibernación cuando te alejes de tu escritorio.

6. Evita el modo de espera

En el modo de espera, los aparatos eléctricos no están completamente desconectados de la red, lo que significa que consumen electricidad incluso cuando están apagados. Sin embargo, con un enchufe múltiple puedes desconectar completamente el televisor o el router Wi-Fi durante la noche y reducir tus gastos de electricidad.

¿Quieres saber cuánto puedes ahorrar?

Tu asesor financiero te ayudará a tener una buena visión de tu situación financiera y te mostrará cómo puedes ahorrar mejor.

Léelo también:

Niño con hucha y monedas – costes fijos en el hogar

| OVB Allfinanz España S.A.

¿Cuáles son los costes fijos de tu hogar y a cuánto deben ascender?

¿Sabes cuánto te gastas cada mes? Mucha gente no tiene una buena visión de cuáles son sus gastos fijos mensuales. Este es sin embargo el dato más importante de nuestra propia planificación vital y financiera. El gasto total de un hogar siempre se compone de gastos fijos y variables. Pero, ¿qué son realmente los costes fijos? ¿Y qué proporción del presupuesto deberían ocupar?

Dos mujeres jóvenes de compras – Consumo consciente y sostenibilidad

| OVB Allfinanz España S.A.

Consumo consciente: Compra sostenible sin cargo de conciencia

Las ofertas especiales están por todos lados: Black Friday, Cyber Monday y demás fechas similares intentan atraparte con chollos a buen precio. A veces nos resulta difícil comprar solo lo que realmente necesitamos. El consumo sostenible no solo es bueno para el medio ambiente, sino también para tu bienestar personal, y te permite tener más dinero para las cosas que realmente importan.