Seguros de accidentes y seguros de hogar para no correr riesgos este invierno: ¿cuál es mejor para ti?

|

Mujer joven en un abrigo entra en calor con una taza – seguro de accidentes y robos en casa para el invierno.
Los datos más importantes sobre seguridad en otoño e invierno

Tiempo de lectura: aprox. 6 minutos

  • El otoño y el invierno son la época del año en la que hay más riesgo de accidentes y robos en el hogar. Por eso tiene mucho sentido revisar tu póliza de seguros.
  • Cuando el tiempo es malo, las hojas y la oscuridad pueden causar accidentes en la calle y en las aceras. Un seguro de accidentes te protege de sus consecuencias finacieras.
  • Un seguro de hogar te proporciona una cobertura total contra pérdidas por robos en tu casa. Esto significa que también estás cubierto si te roban objetos valiosos.
  • La precaución es siempre la mejor protección: una conducta cuidadosa en la carretera y limpiar la acera de delante de tu casa reducirá el riesgo de accidentes. También ciertas medidas de prevención contra robos en casa pueden reducir la probabilidad de un robo en tu hogar.

Ha vuelto a llegar esa época del año en la que los días son más cortos y las temperaturas empiezan a bajar. El otoño y el invierno están a la vuelta de la esquina: tormentas, lluvias y la caída de las hojas de los árboles hacen que aumente el riesgo de accidentes y que los robos en casa sean más frecuentes gracias a que se hace mucho antes de noche. Por ello, es particularmente importante revisar nuestra póliza de seguro de cara al otoño y al invierno, y asegurarnos de que está actualizada. Tener un seguro contra accidentes es particularmente importante durante esta época.

El otoño no es solo un tiempo de calabazas, castañas y de la vuelta al cole  – también se hace de noche mucho antes y el tiempo es más desagradable. Las hojas de los árboles convierten carreteras y aceras en trampas donde podemos tropezar y caer. Con un poco de cuidado puedes pasar un otoño tranquilo. Y si algo te pasara, tendrías la tranquilidad de tener el seguro más adecuado para ti.

Estas son las razones por las que deberías contratar un seguro en otoño e invierno

En Europa hay millones de accidentes cada año. La mayoría de estos accidentes ocurren durante el otoño y el invierno, cuando el tiempo y la oscuridad dificultan la visibilidad, y las hojas de los árboles, la humedad y el hielo crean un mayor riesgo de resbalones en la acera.

Ya viajes en coche, en bicicleta o vayas a pie: si algo te ocurre, puede salirte muy caro. No solo tendrás que hacer frente a un posible tratamiento por lesiones, y a los costes asociados a no ser capaz de trabajar durante ese periodo. También el coste de arreglar los daños de tu vehículo o el de las otras personas implicadas puede ser elevado.

¿De quién es la responsabilidad en caso de accidente? ¿Qué hacemos con las reclamaciones por daños, reclamaciones a terceros o a su propiedad y posibles gastos legales? Lo mejor es pensar si estarías cubierto ante una situación así antes de que te ocurra.

Por cierto: no solo los accidentes ocurren con más probabilidad en otoño e invierno. Además el número de robos en hogares alcanza su punto máximo en los meses de octubre, noviembre y diciembre.

¡Cuidado con las hojas!

Tan pronto como las hojas cambian de color, nos damos cuenta de que el otoño ha llegado. Las hojas de colores no solo son bonitas, también sirven de protección contra el frío para plantas y arbustos, además de ser un refugio para muchos animales. Erizos, ratones e insectos, entre otros, buscan lugares para poder esconderse entre las hojas secas.

Sin embargo, es peligroso dejar pilas de hojas en las aceras, pavimentos o en la calle pues se incrementa el riesgo de accidente: las hojas húmedas se vuelven resbaladizas y son un riesgo para caminantes, ciclistas e incluso para los coches. Las hojas caídas no deben dejarse nunca en carreteras o caminos.

 

Dos niños sentados en hojas caídas de los árboles

¿De quién es la responsabilidad si pasa algo?

En España, los municipios son los responsables de limpiar las aceras de hojas, nieve y hielo. Sin embargo, en el caso de que un peatón tropiece en una acera a consecuencia de las inclemencias del tiempo, tener un seguro de accidentes hará mucho más fácil el proceso de reclamación, y en todo caso nos asegura estar cubiertos frente a la pérdida económica si ese accidente nos incapacita para trabajar.

Por eso, en el caso de una caída que podría volverse en contra de nuestro bolsillo, un seguro de accidentes privado será de muchísima ayuda.

Así, tiene mucho sentido verificar tu póliza de seguros y si aún no tienes una, contratar un seguro privado. Esto te proporcionará una cobertura total, y no solo de cara al próximo invierno.

¿Tiene sentido contratar un seguro de accidentes?

Los seguros de accidentes se pagan solos si un accidente tiene como resultado problemas de salud permanente, con las consecuencias financieras que eso conlleva.

Por cierto: casi el 80% de todos los accidentes ocurren en nuestro tiempo de ocio, haciendo deporte, en casa o en la carretera. Por eso, un seguro de accidentes privado no solo tiene sentido si tienes una alta tasa de accidentes o practicas hobbies peligrosos, sino que a todos nos beneficia tener uno.

La decisión de si un seguro de accidentes o de incapacidad laboral es mejor para tu situación debe examinarse caso por caso. En algunos casos, una combinación de ambos seguros puede ser la más beneficiosa.

Sin embargo, podemos decir que los seguros de accidentes privados tienen más sentido para personas con condiciones pre-existentes, que no pueden contratar un seguro de incapacidad laboral para protegerse contra una posible pérdida de su capacidad de trabajo y lo que ello conlleva.

mujer joven con paraguas en otoño

¿Qué cuenta como accidente?

Para una aseguradora, un accidente es todo evento fortuito en el que fuerzas externas causan un daño a la salud del asegurado, ya sea temporal o permanente, que incluso puede causarle la muerte.

El lugar donde ocurre el accidente no es relevante: un accidente esquiando o en unas vacaciones de invierno, y un accidente haciendo footing en tu tiempo libre o en una barbacoa estarían cubiertos.

¿Qué cubre un seguro de accidentes privado?

Si un daño físico o mental permanente tuviera lugar como consecuencia de un accidente, la compañía aseguradora pagaría una suma de dinero solo una vez. Esta cantidad asegurada se llama indemnización de incapacidad permanente.

Esa suma de dinero vendrá determinada por el daño en sí mismo y por el grado de discapacidad.

Dependiendo del tipo de discapacidad, te puedes encontrar con costes a los que tengas dificultad de hacer frente. Por ejemplo convertir tu casa en un hogar accesible, gastos médicos, de cuidado o de operaciones cosméticas. Por ello es importante acordar una cantidad asegurada suficientemente alta.

Prevención de accidentes y conducción

¡No solo tienes que tener un buen seguro de coches en invierno! Dicho esto, es verdad que el riesgo de accidentes crece enormemente durante el otoño y el invierno, y tanto las consecuencias financieras como de salud de un accidente en la carretera son enormes. Cuando afuera está oscuro, hay humedad y hace frío, hay que ser especialmente cuidadoso a la hora de coger el coche.

Además, algún animal se nos puede cruzar en la carretera y hacer que tengamos un accidente. En áreas boscosas sobre todo, debes conducir más despacio y mantener la distancia de seguridad con el vehículo de delante. Si algo ocurriera, tu seguro de coche lo cubriría con total normalidad.

Pareja joven conduciendo un coche

El seguro adecuado para robos en casa: ¿Qué cubre el seguro en caso de robo en una vivienda?

En otoño e invierno, los ladrones aprovechan que los días son más cortos para planear sus actividades. Los balcones, puertas traseras, ventanas accesibles o casas que no están habitadas no hacen más que darles facilidades.

En caso de robo, el seguro de hogar paga. Entre otras cosas tus pertenencias robadas, muebles, aparatos electrónicos y las reparaciones de daños causados por el robo estarían totalmente cubiertas, incluyendo puertas o ventanas rotas.

Tiene sentido recoger pruebas de compra y tomar fotos de las habitaciones de tu hogar con antelación. Así podrás probar a la compañía aseguradora que los bienes robados estaban en tu domicilio en el eventual caso de un robo.

Consejos para que el otoño y el invierno sean seguros
 

  • Tener cuidado en la carretera es muy importante, ya seas un peatón, un conductor o vayas en bicicleta. Llevar luces suficientes en la bicicleta y ropa reflectante hacen que tengas la visibilidad suficiente incluso en condiciones de poca luz. Esto es especialmente importante en el caso de los niños.
  • La ropa de colores claros también ayuda a que se nos vea mejor. Los zapatos bien anudados nos protegen de tropezarnos.
  • Un seguro de accidentes y discapacidad te protege financieramente en el caso de que algo te ocurra.
  • Los coches, bicicletas y motocicletas deben pasar una revisión cuando llega el frío. Las ruedas también deben revisarse para disminuir el riesgo de que tu coche patine por las malas condiciones atmosféricas.
  • Para protegerte financieramente ante un robo en tu casa, deberías tener un seguro de hogar. Es mejor hacer fotos de tus objetos de valor, muebles y facturas, y subirlas a un servicio de almacenamiento de fotos en la nube para poder proporcionar pruebas en el eventual caso de un robo.
  • Las ventanas y las puertas deben estar siempre cerradas y bien protegidas. Si vas a viajar fuera de casa por unos días, tu casa no debería parecer desocupada. Además, ¡nunca anuncies que te vas de vacaciones en las redes sociales! En caso contrario les estás dando facilidades a los ladrones.

El ánimo alto en vez de depresión otoñal

Si quieres estar sano cuando empieza el invierno, hacer ejercicio, estar en contacto con la naturaleza y llevar una dieta sana con mucha vitamina C te ayudará. La falta de luz y que los días sean más cortos hacen que nuestro estado de ánimo decaiga, y puede llevarnos a una depresión estacional, muy común en invierno. Tomar suplementos de vitamina D y exponerte a la luz del sol puede ayudarte.

Para aprovechar al máximo la luz del sol cuando los días son más cortos, lo mejor es andar o ir en bici de forma frecuente. Deportes al exterior como salir a correr, la marcha o la escalada tienen un impacto positivo en nuestro ánimo y contribuyen a mejorar tu salud. Además, si tienes estrés, lo mejor es tomar pequeños descansos y disfrutar de momentos que te ayuden a relajarte.

Dos mujeres jóvenes riéndose debajo de un paraguas

Si todavía no has tomado una decisión sobre tu póliza de seguros y sobre el seguro de contenido de tu hogar o el seguro de accidentes que más se adapta a tus necesidades, lo mejor es ponerte en contacto con un experto. Solo si tienes la protección adecuada estarás protegido contra los daños. En caso contrario, un eventual problema puede costarte mucho dinero. Un consultor financiero estará encantado de ayudarte a encontrar la solución más adecuada para tus necesidades.

¿Estás bien preparado para la llegada del invierno?

Habla con un consultor experto en seguros de accidentes, seguro de hogar y protección contra robos.

Léelo también:

Finanzas para mujeres: así funcionan las pensiones & Co

| OVB Allfinanz España S.A.

Finanzas para mujeres: los planes de pensiones adecuados y el camino hacia la independencia financiera

En materia de igualdad se ha logrado mucho en los últimos cien años. Sin embargo, en el ámbito financiero, la emancipación aún no se ha logrado efectivamente: siguen siendo principalmente los hombres los que se encargan de las finanzas y de las pensiones. Las mujeres deberían ser más independientes desde el punto de vista económico, para tener una cobertura financiera adecuada.

Invertir en fondos: ¿Tiene sentido invertir en fondos?

| OVB Allfinanz España S.A.

Invertir en fondos: ¿Tiene sentido invertir en fondos?

Tipos de interés bajos, escasa rentabilidad y perspectivas más bien malas en lo que se refiere a los planes de pensiones: quien en este momento desee invertir sus ahorros no lo tiene precisamente fácil. Las inversiones clásicas hace ya tiempo que no devengan intereses significativos. Así que, invertir el dinero en fondos sí tiene sentido y no es tan difícil como se piensa.