Finanzas para mujeres: los planes de pensiones adecuados y el camino hacia la independencia financiera

|

Finanzas para mujeres: así funcionan las pensiones & Co
Lo más importante sobre el tema mujeres y finanzas

Tiempo de lectura: aprox. 5 minutos

  • En toda Europa, la falta de educación financiera, sobre todo en materia de pensiones y de fondos, es especialmente grave en el caso de las mujeres.
  • Solo unas pocas se preocupan por el tema de las inversiones y suelen tener miedo a invertir su dinero.
  • La brecha salarial de género en toda la UE es del 15 %. Sin embargo, la diferencia de ingresos entre hombres y mujeres en muchos países es aún mayor.
  • Quien haya ganado y cotizado menos, recibirá más tarde una pensión más reducida. Por lo tanto, las mujeres son una parte de la población especialmente afectada por la pobreza en la tercera edad.
  • Así pues, los planes de pensiones privados son esenciales y mejoran enormemente la situación financiera al llegar a la vejez.

En materia de igualdad se ha logrado mucho en los últimos cien años. Sin embargo, en el ámbito financiero, la emancipación aún no se ha logrado efectivamente: siguen siendo principalmente los hombres los que se encargan de las finanzas y de las pensiones. Las mujeres deberían ser más independientes desde el punto de vista económico, para tener una cobertura financiera adecuada y evitar la situación de pobreza al alcanzar la edad de jubilación.

Hace ya tiempo que se ha acabado con muchas imágenes tradicionales de la mujer. Afortunadamente, atrás quedaron los tiempos en los que las mujeres tenían que luchar por el derecho al voto o por la libre práctica de una profesión. Sin embargo, el camino hacia la libertad financiera aún parece estar lejos, incluso en la actualidad. Demasiadas mujeres dependen del hombre en las parejas de hecho y en los matrimonios y, por lo tanto, se ven perjudicadas en el caso de separación o de muerte. La brecha salarial de género, las pensiones mínimas y la pobreza al alcanzar la edad de jubilación en el caso de las mujeres son cosas que no deberían ocurrir en una sociedad moderna. Por lo tanto, es fundamental que las mujeres se encarguen ellas mismas de sus planes de pensiones y de sus finanzas.

Así está la situación de las mujeres y las finanzas en Europa

El hecho de que las mujeres en general se ocupen menos del tema de las finanzas que los hombres se debe principalmente a la falta de educación financiera. La brecha de conocimientos entre hombres y mujeres se estima en, como mínimo, el 20 % según los estudios, siendo incluso bastante más alta en muchos países. De hecho, las encuestas nos dicen que hasta tres cuartas partes de las participantes consideraron que sus conocimientos financieros eran reducidos o inexistentes. Esto demuestra que es primordial educar mejor en este tema a las mujeres, lo antes posible. El miedo y la ignorancia son los principales obstáculos a los que se enfrentan las mujeres a la hora de ocuparse activamente de sus propios planes de pensiones.

Cada vez hay más mujeres que ahorran, pero pocas invierten su dinero. Por el contrario, se inclinan por formas supuestamente seguras de inversión financiera, como las libretas de ahorro y las cuentas de ahorro a la vista. Sin embargo, debido a los bajos tipos de interés y a la inflación, el ahorro se está depreciando. A pesar de ello y debido a su falta de experiencia, la mayoría de las mujeres se muestran escépticas ante las formas de inversión con rendimientos más altos, como las acciones y los fondos de inversión. Según los expertos, las mujeres son, de hecho, los mejores inversores: son menos arrogantes, más calmadas y suelen tener un pensamiento a largo plazo, garantizando así una inversión más exitosa en el mercado de valores.

En lugar de ocuparse del tema de las finanzas, gran parte de las mujeres dejan todas las decisiones financieras a sus parejas. Muchas ni siquiera disponen de su propia cuenta bancaria.

En estos tiempos de incremento de las tasas de separación y divorcio, esto es particularmente crítico, ya que, sin una cobertura financiera propia, es fácil caer rápidamente hasta el umbral de la pobreza. Es decir, si la situación actual no cambia, la mayoría de las mujeres corren el riesgo de sufrir pobreza durante la vejez.

Planes de previsión para mujeres: quien no hace nada, corre el riesgo de caer en la pobreza al llegar a la vejez

El aumento de la pobreza durante la tercera edad entre las mujeres tiene varias causas. La diferencia de ingresos entre hombres y mujeres en toda Europa sigue siendo de un promedio del 15 %: es la llamada brecha salarial de género. España es sólo ligeramente inferior, con un 12%. Además, la mayoría de las mujeres en edad de jubilación suelen tener menos años cotizados que sus colegas masculinos: las pausas laborales por maternidad y períodos de crianza de los hijos, así como los empleos a tiempo parcial siguen siendo, según las estadísticas, en gran medida «cosa de mujeres». Quien menos trabaja y menos cobra, menos cotiza para las pensiones, por lo que también recibe una pensión de jubilación más baja. A esto se añade la falta de educación financiera y una mayor esperanza de vida que los hombres. Las mujeres no solo raramente se preocupan por sus planes de previsión, sino que también viven de media cinco años más que los hombres, lo que significa que necesitan más dinero al alcanzar la edad de jubilación.

La brecha de género en las pensiones, es decir, la diferencia existente entre las pensiones de los hombres y las mujeres, es del 38 % en Europa, y del 32 % en España. Por lo tanto, ya es hora de ocuparse personalmente de los propios planes de pensiones. Por muy bonito que sea poder apoyarse mutuamente en una relación de hecho o en un matrimonio y depender financieramente de la pareja, la mayoría de las veces no resulta ser una buena idea a largo plazo. A la separación o al fallecimiento de la pareja le suele seguir un mal despertar: la pensión alimenticia o de viudedad no son suficientes para vivir, ni mucho menos para los planes de previsión privados.

Las mujeres en la vida laboral: de la brecha salarial de género a la trampa del trabajo a tiempo parcial

La brecha salarial de género nos muestra dónde surgen los problemas. Después de todo, quien gana menos dinero y, por lo tanto, menos cotiza, recibe una pensión más baja. Además, falta el dinero para pagar un buen plan de pensiones privado. Esto no se debe únicamente a que las trabajadoras trabajan con mayor frecuencia que los hombres en profesiones y sectores peor remunerados o a que haya menos mujeres en los puestos de dirección: en Europa, incluso las mujeres que ocupan puestos de dirección reciben de media tan solo el 77 % del salario de los hombres.

Para llamar la atención sobre la brecha salarial de género se creó el Día Internacional de la Igualdad Salarial. El día Europeo por la Igualdad Salarial se celebrará este año el 10 de noviembre de 2021: a partir de este día, las mujeres europeas trabajan casi gratis si se parte de un salario igualitario para ambos sexos durante el resto del año. Esto quiere decir que, de media en Europa, debido a la brecha salarial de género, las trabajadoras no reciben ningún salario por su trabajo durante 50 días en comparación con los hombres.

En concreto, las madres se ven especialmente afectadas por la dependencia financiera, los bajos ingresos y la pobreza durante la tercera edad. De hecho, en la mayoría de las familias, el hombre sigue siendo el sustento principal de la unidad doméstica, mientras que las madres dejan de trabajar o realizan trabajos a tiempo parcial para cuidar a sus hijos, frenando así su propia carrera profesional y reduciendo así también su derecho a la pensión. Son pocas las madres que trabajan a tiempo completo. La falta de guarderías y de flexibilidad en el mercado laboral, así como el escaso apoyo del Estado provocan que no se puedan aplicar o no existan modelos laborales en los que se garantice la conciliación familiar.

Así funciona la autodeterminación financiera

Toda mujer, independientemente de su edad, debería ser financieramente independiente y ocuparse desde bien temprano de sus planes de previsión. Los trabajadores que cotizan en la Seguridad Social van a recibir por lo menos una pensión contributiva. Sin embargo, dado que el dinero no va a ser suficiente para la mayoría de las personas (déficit de las pensiones), los trabajadores también deberían preocuparse por crear componentes adicionales para sus planes de previsión. Además, también es esencial proteger a los propios empleados, por ejemplo, mediante un seguro de incapacidad laboral.

No siempre es posible trabajar de forma permanente y sin pausas en jornada completa. Para las mujeres que, por ejemplo, no trabajan o que trabajan para criar a sus hijos o asistir a familiares dependientes, un plan de pensiones privado es incluso más importante. Independientemente de que se trate de pensión de jubilación privada o de un plan de ahorro, muchos modelos son flexibles y se pueden mantener, incluso en el caso de pausas laborales, con pequeñas aportaciones e incluso a menudo reciben subsidios del Estado. Es importante que quienes dependen financieramente de la pareja consideren la posibilidad de crear su propia cuenta bancaria de emergencia con reservas suficientes para poder salir adelante en el peor de los casos. También es recomendable llevar un libro de las cuentas de la casa: quizá puedas ahorrar algo de dinero de esta u otra partida de la vida cotidiana y destinarlo a tu propio plan de pensiones.

Con hijos y carrera profesional, ¿y aun así bien asegurada?

  • Las madres que no pueden trabajar a jornada completa realizan, por lo menos, trabajos a tiempo parcial, principalmente con la perspectiva de volver a trabajar a jornada completa una vez que los niños sean más grandes. Lo mejor es que el empleador las apoye mediante horarios de trabajo flexibles y la posibilidad de trabajar desde casa.
  • A veces, algo tiene que cambiar para poder avanzar. ¿Tal vez sean más idóneos para ti los nuevos modelos laborales, como los puestos de trabajo compartidos, las oficinas con espacios para niños o los espacios de coworking para madres? ¿Te atreves a pasarte al trabajo por cuenta propia?
  • En los planes de pensiones hay opciones para que puedas lograr tus objetivos, incluso con pequeñas contribuciones. ¡No te lo pienses más! Lo mejor es que acudas a un experto para que te aconseje sobre lo que más te conviene.

El primer paso es tratar el tema del dinero. Además, los que han establecido sus propios objetivos y deseos, y planificado un poco su futuro, estarán mejor preparados. En este aspecto confluyen varias cuestiones: ¿Dónde ves tu futuro profesional?, ¿te gustaría tener hijos?, ¿estás pensando en hacer pausas laborales?, ¿cómo te imaginas tu jubilación?, ¿sabes lo que puedes esperar de tu pensión contributiva en tu situación actual?, ¿qué ocurriría en caso de separarte de tu pareja o en el caso de una incapacidad laboral sobrevenida?

Este es el momento adecuado para dejarte aconsejar por los expertos. Un experto puede ayudarte a analizar tu situación actual, a protegerte contra los riesgos, a contratar los planes de previsión adecuados y, al mismo tiempo, a aprovechar las ayudas del Estado. Merece la pena, incluso cuando aún se es joven: ¡Todo lo que haces ahora por tu protección merecerá la pena después!

Los siguientes pasos para la seguridad financiera

Descubre con un consultor financiero las mejores opciones para tu situación vital individual.

Léelo también:

Matrimonio y finanzas: ¿Qué debo tener en cuenta?

| OVB Allfinanz España S.A.

Matrimonio y finanzas: ¿Qué debo tener en cuenta después de la boda?

Una boda conlleva muchos cambios, también a nivel financiero. Para que puedas disfrutar tranquilamente del día más bonito de tu vida, deberías preocuparte de tus finanzas y tomar decisiones importantes. Además de la financiación de la celebración de la boda, esto concierne principalmente a vuestros impuestos, bienes, seguros conjuntos y a la previsión para el futuro.

Invertir en fondos: ¿Tiene sentido invertir en fondos?

| OVB Allfinanz España S.A.

Invertir en fondos: ¿Tiene sentido invertir en fondos?

Tipos de interés bajos, escasa rentabilidad y perspectivas más bien malas en lo que se refiere a los planes de pensiones: quien en este momento desee invertir sus ahorros no lo tiene precisamente fácil. Las inversiones clásicas hace ya tiempo que no devengan intereses significativos. Así que, invertir el dinero en fondos sí tiene sentido y no es tan difícil como se piensa.