Que no te pille la cuesta de septiembre, planifica tus ahorros

La vuelta a la rutina, al colegio y al trabajo ya está aquí. Septiembre se ha convertido en un mes más que adecuado para establecer nuevos propósitos hasta final de año, entre ellos, destaca el saber elaborar un plan de ahorro.

 
 

Que no te pille la cuesta de septiembre, planifica tus ahorros

Al igual que el mes de enero, el mes de septiembre se suele plantear cuesta arriba. Un buen plan de ahorros puede ser la salvación para los gastos que se afrontan a la vuelta del verano.

Una vez que han terminado las vacaciones es hora de coger la agenda y ponerse al día con todas las tareas y asuntos pendientes que hemos dejado abandonados durante los meses de verano. Y esto, sabemos que va a suponer una inversión, ¿cómo planificarme?

Sabemos que ahorrar no es fácil y que requiere de una metodología, establecer un objetivo y un plan de acción para conseguirlo. Por ello, pensamos que no hay nada como ser un buen planificador, elaborar presupuestos, revisar gastos y pedir segundas opiniones. Esta dinámica nos permitirá aliviar nuestra cartera tras los meses de verano.

Te damos algunas pautas que te servirán para la cuesta de septiembre:

Sé realista. Que tu listado de “deseos” incluya pros y contras, es decir, gastos e ingresos. Claramente veremos que no debemos asumir gastos superiores a nuestros ingresos.

Sé práctico. Si puedes eliminar algún gasto innecesario, adelante, es el momento. Y si puedes amortizar alguna deuda, mejor que mejor.

Sé observador. Busca siempre otras alternativas, no te quedes con el primer presupuesto que te envíen. Prueba con diferentes proveedores.

Sé planificador. Tienes unos meses por delante, no intentes hacerlo todo el primer mes. Reparte las tareas entre las próximas semanas, así el impacto en tu economía será menor.

Como en todos los casos, utiliza el sentido común. No tienes por qué sentir agobio con este tipo de temas. Además, los beneficios de ahorrar no sólo son notables a nivel financiero, sino también a nivel personal gracias a la tranquilidad que te da tener una bolsa de ahorros holgada.

Y cambia algunos hábitos de consumo como, por ejemplo, empieza a compartir gastos como vivienda, transporte, alimentación, … 

Por ello, en OVB pensamos que nunca es tarde para empezar a ahorrar. Así lo contábamos en este post, en el que destacábamos que no hay una edad fija para empezar a ahorrar, sino que debemos empezar cuanto antes.

Así trabajamos en OVB

Para ello, en la consultora financiera OVB contamos con consultores expertos en ahorro e inversión. Los mejores gestores financieros son aquellos que además de un amplio nivel de formación y conocimientos sobre los mercados, cuentan con el respaldo de una multinacional líder en el asesoramiento financiero.

Además, nuestros partners son las principales entidades financieras y aseguradoras, en quienes confiamos para ofrecerte la mejor solución.

La seguridad y la tranquilidad de nuestro futuro son cuestiones que no podemos descuidar, para que el ahorro se convierta en nuestra mejor inversión.

 

Volver   compartir en Facebook    compartir en Twitter
 

Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideraremos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración. aquí..