¿Qué siniestros son los más comunes en los comercios?

Robos, incendios, rotura de cristales, daños por agua, ... estos pueden ser algunos de los motivos de siniestro más comunes que sufren los comercios. Si tienes un negocio, te interesará saber lo que te contamos en este post: qué te puedes encontrar y cómo debes actuar.

 
 

¿Qué siniestros son los más comunes en los comercios?

Cuando una persona tiene un proyecto y decide ponerlo en marcha abriendo un comercio, sabemos que lo hace con su mayor ilusión. Pero si algo ocurre y tu comercio se declara siniestro ¿cómo debes actuar? Nunca piensas que esto te puede llegar a pasar a ti, pero hay que estar preparado para saber qué debemos tener en cuenta.

A continuación, exponemos algunas situaciones comunes que pueden sucederse y los pasos que debes seguir:

Daños por agua. Este es el tipo de siniestro más frecuente en este ramo. Si todavía no has reparado la avería deberás aportar información relativa a las causas y localización del problema, una estimación aproximada de los daños, e indicar si hay un tercero causante o algún perjudicado.

Si ya hubieras comenzado con las reparaciones, tienes que proporcionar un escrito con la explicación de las circunstancias en las que se ha producido el incidente, detallando también las causas y los posibles implicados; la factura de la reparación con el detalle de los trabajos realizados y dar a conocer si ha habido terceros perjudicados o causantes.

Robos. En primer lugar, es importante diferenciar entre atraco y vandalismo. En el primer caso interpondremos una denuncia ante la autoridad correspondiente, y detallaremos los objetos sustraídos de los que se tenga conocimiento, así como si se conoce su valoración y la justificación documental de esta valoración. Si por el contrario se trata de vandalismo, además de interponer una denuncia ante la autoridad competente, hay que detallar los bienes dañados y, si es posible, adjuntar fotografías de estos objetos.

Otros siniestros más comunes y las principales coberturas

También se pueden dar otro tipo de siniestros que son comunes en los comercios. Estos pueden ser desde daños eléctricos, avería de la maquinaria y equipos electrónicos; incendios; rotura de cristales (bajo esta cobertura se incluye la rotura no sólo de cristales, sino también de otros elementos, como rótulos, mármoles, loza sanitaria, mostradores etc.); bienes refrigerados (se refiere a cuando los alimentos que se encuentra depositados en los frigoríficos se estropean debido a la avería del aparato refrigerador o por haber sufrido un fallo del suministro eléctrico); climatología (se refiere a los daños ocasionados por tormentas, viento, pedrisco o nieve); hasta responsabilidad civil, infidelidad de los empleados, accidentes, etc.

La gestión de un comercio no solo depende del producto que vendamos o los servicios que ofrezcamos a nuestro cliente, también se debe tener en cuenta las posibles incidencias que puedan surgir durante el desarrollo de la actividad. Por ello, la recomendación de nuestros consultores a la hora de elegir el seguro que mejor se adapte a nuestras necesidades es esencial.

La consultora financiera OVB te ofrece información útil para gestionar tus siniestros según el tipo de póliza contratada. Con nuestros consultores tendrás a tu disposición soluciones financieras personalizadas.

Si además de un comercio, necesitas ayuda con algún otro siniestro, en la empresa de consultoría financiera OVB, te ofrecemos la información que necesitas para gestionar tus siniestros según el tipo de póliza que tengas contratada.

Volver   compartir en Facebook    compartir en Twitter
 

Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideraremos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración. aquí..