Por qué merece la pena compaginar los estudios con un trabajo

Estar involucrado profesionalmente mientras estudias es cada vez más común. Aunque la carga de trabajo, las tareas y los ingresos pueden variar mucho de una persona a otra, el trabajo tiene una ventaja decisiva durante el curso de estudio: además del presupuesto familiar, también enriquece la experiencia del estudiante y comienza a forjar una carrera profesional.

 
 

Por qué merece la pena compaginar los estudios con un trabajo

Estar involucrado profesionalmente mientras estudias es cada vez más común. Aunque la carga de trabajo, las tareas y los ingresos pueden variar mucho de una persona a otra, el trabajo tiene una ventaja decisiva durante el curso de estudio: además del presupuesto familiar, también enriquece la experiencia del estudiante y comienza a forjar una carrera profesional.

Con un trabajo de medio tiempo, tendrás una importante independencia financiera durante tus estudios que te permitirá pagar el alquiler y la compra del súper. Y con el trabajo adecuado, todavía te quedará algo de tiempo y dinero para disfrutar el tiempo libre.  

 

La preparación para el mundo laboral

El beneficio va más allá de los ingresos financieros. La experiencia laboral durante el estudio es particularmente buena en el currículum vitae, y ayuda a obtener el trabajo soñado después de la graduación. Y hay una buena razón para esto: un trabajo a tiempo parcial te enseña importantes habilidades sociales que a menudo se descuidan durante los estudios. ¿Cómo puedo encajar mejor en un equipo? ¿Cómo trato adecuadamente con las críticas? ¿Cómo convenzo a mis colegas de mis ideas? Cuanto antes aprendas a poner en práctica tus conocimientos teóricos, mejor. La inteligencia emocional de las personas es tan importante para los negocios hoy como el conocimiento técnico.

Por supuesto, las codiciadas habilidades sociales también se pueden aprender de los trabajos clásicos a tiempo parcial, como los camareros u otros trabajos temporales. Pero es mejor si el trabajo realizado también encaja con los estudios. De esta forma, no solo puedes desarrollarte personalmente, sino también profesionalmente y beneficiarte del conocimiento de compañeros más experimentados. Además, si trabajas en algo relacionado con lo que estás estudiando, rápidamente te darás cuenta de si has elegido la carrera correcta. Cuando termines tus estudios, tendrás más posibilidades de ser contratado.

 

La clave está en la flexibilidad

A pesar de las ambiciones profesionales, el estudio nunca debe descuidarse. Pero tener todo bajo control no siempre es tan fácil. ¿Conferencias, seminarios, una importante presentación y al mismo tiempo 20 horas de trabajo? A veces eso no es posible. El trabajo perfecto del estudiante debe, por lo tanto, permitir cierta flexibilidad.

 

Mientras estudias, despega en OVB

En OVB España, entendemos que trabajar y estudiar puede convertirse en un verdadero acto de equilibrio. Por eso es especialmente importante para nosotros ofrecer a nuestros estudiantes la flexibilidad necesaria. Podrás decidir sobre tu propia carga de trabajo. Si disfrutas trabajando con personas y te gustaría ayudar a nuestros clientes a cumplir sus metas y deseos, este es el lugar adecuado para ti. Como parte de un equipo joven, mientras eres estudiante, tendrás la oportunidad de conocer el oficio. Para obtener más información sobre cómo trabajar en OVB, echa un vistazo a nuestra página de carreras: https://www.ovb.es/carrera.html 

Volver   compartir en Facebook    compartir en Twitter
 

Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideraremos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración. aquí..