Principales motivaciones de un trabajador

Madrugar, trabajar, comer, reuniones, atasco, … puede ser una vida monótona si eres un trabajador sin motivaciones. Por eso es importante fijarse una meta, tener objetivos y encontrar cuáles son los agentes motivadores que te hacen afrontar el día con ilusión y optimismo.

 
 

Principales motivaciones de un trabajador

Madrugar, trabajar, comer, reuniones, atasco, … puede ser una vida monótona si eres un trabajador sin motivaciones. Por eso es importante fijarse una meta, tener objetivos y encontrar cuáles son los agentes motivadores que te hacen afrontar el día con ilusión y optimismo.

Se podría decir que, en general, el dinero suele ser lo que más motiva a los trabajadores, pero más allá de lo material hay otra serie de factores que cobran protagonismo, y que no necesariamente son tangibles.

Desarrollo profesional

Uno de los principales motores de motivación está relacionado con el desarrollo profesional. Este factor va unido a dos elementos clave: formación y reconocimiento.

Mediante la formación los empleados van adquiriendo nuevos conocimientos que le ayudan a crecer en su carrera profesional y, además les hace percibir que ocupan un lugar a largo plazo en su cargo dentro de la compañía. Los empleados formados se sienten más apreciados, además de adquirir nuevos conocimientos. La empresa de consultoría financiera, OVB, cuenta con su propio sistema de formación.

También es importante saber reconocer el buen trabajo realizado por los profesionales. Este reconocimiento laboral ofrece un impulso que, sin duda, refuerza la seguridad del empleado en el trabajo y le motiva a seguir con una actitud positiva.

Muchos profesionales se sienten satisfechos con un reconocimiento público ante sus compañeros o algún tipo de alabanza. A todos nos gusta que nos feliciten por nuestra labor, es sinónimo de orgullo y, a la vez, refuerza el sentimiento de pertenencia a la empresa.

Autonomía

La autonomía es otro de los aspectos de motivación. Cuando un trabajador es consciente del puesto que ocupa dentro del engranaje de la empresa le otorga una mayor responsabilidad aumentando así su fidelidad y protagonismo.

Esta autonomía de la que hablamos tiene que ir acompañada del término libertad. Libertad en la participación de reuniones, en la aportación de ideas, y a la hora de compartir opiniones.

Ambiente laboral

Otro de los aspectos más motivadores es el ambiente laboral. Dedicamos muchas horas de nuestro día al trabajo, y aunque tengamos la posibilidad de organizarnos de la forma que mejor nos convenga según nuestras necesidades, siempre es mejor si el ambiente laboral es amigable, distendido y cómodo.

No solo nos referimos a que las condiciones de convivencia en el trabajo como la organización, la ventilación, etc. sean las esperadas, sino más bien hablamos de que el lugar de trabajo sea un sitio atractivo donde trabajar. ¡Creemos un lugar de trabajo en el que la gente disfruta y donde la creatividad fluya!

Un ambiente laboral óptimo ayuda a crear respeto, amistades, confianza y, en definitiva, motivación.

Pero también hay otros factores que motivan a los trabajadores como son: aprender más sobre la profesión que se desempeña, asumir responsabilidades, desempeñar un trabajo interesante, tener buena relación con los compañeros o poder conciliar vida laboral y personal.

En OVB, nuestros consultores financieros tienen la posibilidad de determinar su propia carrera profesional adaptada a sus necesidades, donde podrán desarrollar una carrera que les ofrezca flexibilidad y autodeterminación.

Volver   compartir en Facebook    compartir en Twitter
 

Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideraremos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración. aquí..