¿Necesito un seguro de vida?

Hemos escuchado en muchas ocasiones que los seguros de vida son obligatorios a la hora de contratar una hipoteca. Realmente no es así, por ley solo necesitaremos asegurar la vivienda que vamos a adquirir, pero si es muy recomendable contratar un seguro de vida para ayudar a nuestros beneficiarios en caso de accidente o invalidez.

 
 

¿Necesito un seguro de vida?

Hemos escuchado en muchas ocasiones que los seguros de vida son obligatorios a la hora de contratar una hipoteca. Realmente no es así, por ley solo necesitaremos asegurar la vivienda que vamos a adquirir, pero si es muy recomendable contratar un seguro de vida para ayudar a nuestros beneficiarios en caso de accidente o invalidez.

Cada vez contratamos menos seguros. La incertidumbre económica o no considerarlo necesario hace tender a mucha gente a no contratar un seguro de vida. Según el INE, el 75% de los españoles no tiene un seguro de vida, lo cual puede suponer muchos problemas en caso de un indeseable accidente.

Realmente cualquier persona que no pueda costear los gastos de su invalidez o no sea capaz de garantizar el sustento de sus seres queridos en caso de fallecer, debería pensar en contratar un seguro de vida. Además, si tenemos cualquier tipo de préstamo bancario o hipoteca, en el caso de que desaparezcamos también podrá suponer un problema para nuestros herederos. Pensar en nuestro futuro y en el de nuestros seres queridos conlleva tener en cuenta esta posibilidad.

Por eso, en el caso de las hipotecas, se nos suele exigir la contratación de un seguro de vida para que, en caso de fallecimiento, el prestamista vea satisfecha la deuda. No es obligatorio por ley, pero en el caso de no contratarlo, seguramente nuestra hipoteca no se conceda.

Un mercado complejo

La contratación de un seguro de vida puede ser tan recomendable como complicada. Existe multitud de posibilidades en el mercado, tantas como variables que necesitamos tener en cuenta. Hemos de pensar en nuestras condiciones laborales, características familiares, el patrimonio que tenemos, los posibles impuestos, los gastos que tendremos que hacer frente en el futuro, etc. Realmente, los seguros de vida han de formar parte de toda la planificación financiera con la que asegurar nuestro futuro e invertir en tranquilidad.

Por eso es buena opción ponernos en manos de consultores financieros que nos podrán ayudar no solo con nuestros seguros, sino que diseñarán toda una planificación financiera siempre a la medida de nuestros objetivos y necesidades.

Los mejores gestores financieros serán aquellos que además de un amplio nivel de formación y conocimientos sobre los mercados, cuenten con el respaldo de una multinacional líder en el asesoramiento financiero, con una amplia trayectoria y acuerdos con las principales instituciones financieras y aseguradoras.

Volver   compartir en Facebook    compartir en Twitter
 

Este sitio web utiliza cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de nuestros visitantes. Algunas de estas cookies son técnicamente obligatorias para garantizar determinadas funciones del sitio web. Al continuar navegando por este sitio web, usted da su consentimiento a nuestro uso de cookies.  más

Además, utilizamos algunas cookies para recopilar información sobre el comportamiento del usuario en este sitio web y para mejorar nuestro sitio web sobre la base de esta información.