¿Qué deberían contemplar las finanzas familiares?

Si decidimos aumentar la familia entramos en una nueva etapa de nuestra vida. Ahora somos uno o dos, pero la familia crece y ello conlleva que nuestros gastos también lo hagan. En este punto es el momento de replantearse las nuevas necesidades que vamos a tener que afrontar.

 

¿Qué deberían contemplar las finanzas familiares?

Si estamos de enhorabuena y tenemos un nuevo miembro de la familia en camino, debemos ser conscientes de las nuevas necesidades que nos van a surgir y ser previsores de cara a un futuro a corto, medio y, sobre todo, largo plazo. Como muchos se imaginarán los primeros años del recién nacido implican una serie de gastos, por ello es recomendable planificarse con tiempo y empezar con un listado de aquellas cosas materiales e inmateriales que podamos necesitar. Ahora, con uno más en la familia debemos pensar que tenemos nuevas responsabilidades que dependen de nosotros mismos. En este sentido, la planificación es clave.

Además de los elementos materiales que podamos prever hay otros elementos inmateriales que podemos contemplar, como sumar un seguro de vida al recién nacido que lo protegerá en caso de fallecimiento de ambos padres, pero también cubrirá a la pareja contra la carga financiera de tener que criar a un hijo por sí solo. O sumarle al seguro de salud de los progenitores como asegurado y como beneficiario en el caso de que lo tengan.

Una buena idea es comenzar elaborando un presupuesto, ya que los ingresos serán prácticamente los mismos, pero los gastos aumentarán. Es el momento de recortar algunas partidas para que, aun así, a final de cada mes podamos destinar un porcentaje para el ahorro y tener cubiertos los imprevistos.

Hay que tener en cuenta que las necesidades y los gastos cambian a medida que pasan los años y los hijos crecen: guarderías, colegios, educación superior, gastos médicos, ocio, tecnología, … Tener un fondo de emergencia para cubrir estas necesidades a largo plazo es la clave de la planificación financiera familiar.

Por otro lado, si la familia aumenta y pasa de denominarse familia a familia numerosa, existen una serie de ayudas públicas en las que nos podemos apoyar que son de carácter estatal y otro tipo de ayudas específicas para este colectivo ofrecidas por empresas privadas. ¿Las conoces todas?

Tanto si tienes claros tus objetivos como si necesitas un profesional que te ayude con la nueva planificación financiera, cuenta con los consultores financieros de OVB, para que tú solo tengas que disfrutar de esta nueva etapa con alegría, ilusión y la seguridad de que todas las necesidades están cubiertas.

Una primera cita de análisis permitirá conocer a su consultor financiero y exponer sus objetivos. Éste es el primer paso para una planificación financiera con fundamento.  Con un buen plan de ahorro, un seguro de salud privado adaptado a la nueva situación familiar y la protección de ingresos para garantizar la estabilidad financiera en esta etapa, a los padres solo les queda disfrutar. 

 

Volver   compartir en Facebook    compartir en Twitter

Este sitio web utiliza cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de nuestros visitantes. Algunas de estas cookies son técnicamente obligatorias para garantizar determinadas funciones del sitio web. Al continuar navegando por este sitio web, usted da su consentimiento a nuestro uso de cookies. más

Las cookies han sido activadas.