La felicidad en el trabajo es posible

La felicidad en el trabajo es posible

En nuestro día a día no todo pueden ser horarios rígidos, reuniones sin fin, atascos, malas caras, ... ¿sabías que ser feliz en el trabajo es posible? Te contamos cómo conseguirlo.

 
 

La felicidad en el trabajo es posible

Analizamos la palabra felicidad y comprobamos cuál es su significado: “Felicidad es un estado de ánimo de la persona que se siente plenamente satisfecha por gozar de lo que desea o por disfrutar de algo bueno”. Se trata de un estado especial de nuestro cerebro. Un cerebro feliz es el que produce una mente feliz, consciente, coherente, sana y flexible.

Y es que ser feliz en el puesto de trabajo tiene innumerables beneficios para ti y para tu empresa. En primer lugar y el más conocido es que, el hecho de contar con profesionales motivados repercute directamente en aumentar la productividad y la satisfacción laboral. ¿Pero qué factores hacen posible que un consultor se sienta bien en su puesto de trabajo durante la jornada laboral? En este caso, tenemos que mencionar la importancia del ambiente laboral, de los horarios flexibles, de poder trabajar en espacios cómodos y personalizados o del reconocimiento por parte de compañeros o de superiores. Estos son motivos más que suficientes para aumentar la autoestima del profesional.

Hay otro factor que afecta a la parte más sensible de las personas, y es el aspecto social. El compromiso de la empresa con fines sociales o responsables tiene implícito un plus para el profesional. Es vital que la empresa siga una política de Responsabilidad Social Empresarial, ya que es uno de los aspectos que mejoran el sentimiento de orgullo de pertenencia a la empresa.

No cabe duda de que las alegrías, las emociones y el buen hacer en general se trasmiten a la velocidad de la luz. Por lo que, si una persona se encuentra a gusto en su lugar de trabajo, acabará contagiando a sus compañeros y dando lo mejor de sí misma en el desarrollo de sus habilidades. Así se vive en consultoría financiera.

¿Cómo son nuestros consultores?

Algunos de nuestros consultores se han incorporado al mundo laboral sin temor a hacerlo tras un largo periodo de tiempo, con un ritmo de trabajo personalizado acorde a las necesidades de cada uno. El poder ejercer esta adaptación permite el que, cada uno, realice y gestione sus propios horarios, seleccionando las horas de trabajo que quiere dedicar, los días y el lugar físico dónde trabajar, etc mejorando su calidad de vida. Este tipo de acciones reportan seguridad y estabilidad a nuestros consultores. Lo que se traduce como felicidad en el puesto laboral.

La autodeterminación, la autonomía y la flexibilidad están en el centro del trabajo diario de nuestros consultores de OVB. Creemos que sólo pueden dar lo mejor de sí mismos si sigue su propio ritmo. ¿Trabajo en una cafetería hoy, hago deporte o empiezo directamente con una cita con un cliente? Los consultores pueden decidir todo esto por sí mismos.

No hay nada más especial para un profesional que acompañar en cada fase de la vida a nuestros clientes y apoyarles plenamente. Así se construye una relación muy especial y hace que cada asesoramiento financiero se convierta también en una satisfacción personal.

Volver   compartir en Facebook    compartir en Twitter
 

Este sitio web utiliza cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de nuestros visitantes. Algunas de estas cookies son técnicamente obligatorias para garantizar determinadas funciones del sitio web. Al continuar navegando por este sitio web, usted da su consentimiento a nuestro uso de cookies.  más

Además, utilizamos algunas cookies para recopilar información sobre el comportamiento del usuario en este sitio web y para mejorar nuestro sitio web sobre la base de esta información.