Las cosas buenas de ser tu propio jefe

La mayoría de los seres humanos se levanta cada día, va al trabajo, está ocho horas en un lugar que puede gustarle más o menos, regresa a casa y dedica esas pocas horas que hay antes de irse a la cama a hacer algo relacionado con el ocio. Pero tengamos en cuenta que muchas veces esto, ni si quiera se cumple: a veces hay que hacer horas extras que no se pagan, llegar a casa y hacer los deberes con los niños, preparar la cena, o ir al súper.

 
 

Las cosas buenas de ser tu propio jefe

La mayoría de los seres humanos se levanta cada día, va al trabajo, está ocho horas en un lugar que puede gustarle más o menos, regresa a casa y dedica esas pocas horas que hay antes de irse a la cama a hacer algo relacionado con el ocio. Pero tengamos en cuenta que muchas veces esto, ni si quiera se cumple: a veces hay que hacer horas extras que no se pagan, llegar a casa y hacer los deberes con los niños, preparar la cena, o ir al súper.

En fin, que dedicamos la mayor parte de nuestro día a trabajar para tener ingresos y disfrutarlos en el tiempo libre, pero al final, éste es muy reducido. Por eso, cada vez es más común trabajar por cuenta propia, o como se dice comúnmente, ser tu propio jefe. De hecho, en España, los autónomos representan el 54% de las empresas inscritas en la Seguridad Social. Y es que, trabajar bajo esta modalidad tiene más de un beneficio…

Gestionar tu día (y tu ocio)

A medida que vamos madurando nos vamos dando cuenta de que no hay bien más preciado que el tiempo. Porque “el tiempo es oro” como se suele decir, y poder autoadministrarlo es un verdadero privilegio. Trabajando como autónomo puedes distribuir tus horas de trabajo como consideres, porque trabajarás por objetivos sin importar que estés ocho horas seguidas sin moverte de tu silla. Además, no todos tenemos los mismos hábitos y hay quien se concentra más trabajando de madrugada que durante la mañana, por ejemplo.

Evitar el tráfico

Trabajar de manera independiente te va a permitir ahorrar mucho tiempo en desplazamientos y atascos. Puedes trabajar desde tu casa, o desde tu habitación de hotel en una playa paradisíaca… ¿a que suena genial? Y por supuesto, el ahorro se notará también en el gasto de gasolina.

Horas extras

Los autónomos son los auténticos salvadores de las economías, y no porque tengan súper poderes, sino porque se esfuerzan mucho. Pero tienen la satisfacción de que cada “hora extra” invertida se traduce en un beneficio propio directo. A final de cuentas, mientras más ganas le pongas, mejor te irá. Solo dependerá de uno mismo, lo que quiere decir, que no dependes de tu jefe para crecer. Solo de ti.

Alcanza tus sueños

¿Te licenciaste en ingeniería aeronáutica pero lo que realmente te gusta es el marketing digital? En este caso, puede que por tu formación o experiencia previa nadie te dé la oportunidad de cambiar de área profesional. Pero si decides tomar el mando y eres bueno en lo que haces, no necesitarás que nadie te contrate. Solo tendrás que demostrarte a ti mismo que puedes hacerlo.

Cada persona dará más peso a un beneficio que a otro, en función de qué es más importante en la vida para cada uno. Lo que es una realidad, es que las nuevas generaciones no quieren sentirse atadas a un mismo puesto de trabajo toda su vida, y necesitan crecer en ambientes más flexibles que den mucha importancia a la conciliación entre la vida laboral y la vida privada. Por eso, hay muchas empresas que se han decidido por contratos de carácter mercantil. En este caso, el autónomo gozará de las ventajas de ser un trabajador independiente teniendo el apoyo y el know how de la empresa que lo respalda.

Volver   compartir en Facebook    compartir en Twitter
 

Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideraremos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración. aquí..