Cuando la igualdad no es solo una frase vacía

Mari Carmen sufrió, desde muy temprano, la diferencia de oportunidades entre hombres y mujeres en el mundo profesional. Cuando hace un par de años se aventuró a dar el paso al sector financiero, largamente dominado por los hombres, estaba dispuesta a todo y en OVB aprendió que no siempre es así.

Cuando una puerta se cierra, otra se abre

Mari Carmen empezó su carrera profesional en el sector de la hostelería.  Tras siete años de trabajo, fue «premiada» por sus muchos años de lealtad y compromiso, con el despido. Sin embargo, en lugar de hundirse en la autocompasión, esta joven mujer utilizó el golpe como un nuevo comienzo. «Creo que todo sucede por una razón y por entonces tenía la sensación de que ante mí se abría un camino nuevo y mejor», cuenta Mari Carmen. "Decidí trabajar para OVB, porque me resultaba muy emocionante empezar mi propia empresa. Quería saber lo que se siente, cuando el propio esfuerzo realmente vale la pena".

Igualdad de oportunidades

"Cuando trabajaba en la hostelería, a menudo tuve que enfrentarme al hecho de que las mujeres tenían peores posibilidades de hacer carrera que los hombres", afirma María Carmen. Sin embargo, en OVB el género no es importante. "Todo el mundo tiene las mismas oportunidades para desarrollar su carrera profesional", añade. Por supuesto, también hay diferencias en la forma de asesoría. Las mujeres son a menudo algo sensibles, pero esto no es ni una ventaja ni una desventaja. "Cualquier persona que desee trabajar honestamente, a largo plazo y de forma profesional tendrá éxito en OVB".

La ayuda mutua es esencial

En la actualidad, Mari Carmen lleva ya trabajando en OVB 10 años y, como Directora Regional, tiene muchos colaboradores. Para su éxito profesional ha sido crucial tener confianza en sí misma. "Todo el mundo debería dejar a un lado las dudas y rodearse de gente positiva y en la que pueda confiar", explica Mari Carmen. Este apoyo de los demás, sobre todo el de sus propios compañeros, es extremadamente importante. "En OVB siempre he tenido excelentes compañeros, que me han demostrado su aprecio, y no porque sea una mujer o a pesar de ser una mujer, sino gracias a mi personalidad".

Este sitio web utiliza cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de nuestros visitantes. Algunas de estas cookies son técnicamente obligatorias para garantizar determinadas funciones del sitio web. Al continuar navegando por este sitio web, usted da su consentimiento a nuestro uso de cookies. más

Las cookies han sido activadas.