Protegido para el caso de emergencia

Sławomir Nizio estaba en la flor de su vida. En su vida cotidiana, con su mujer e hijos, problemas de salud eran lo último en lo que pensaba. Sin embargo, su consultor financiero de OVB le aconsejó contratar una cobertura que, en caso de enfermedad, asegurara el futuro de su familia. Nadie habría pensado, que esta póliza se pagaría tan solo unos meses después.

Un diagnóstico lo cambió todo

A veces, la vida puede cambiar completamente de un segundo a otro. Sławomir disfrutaba cada día que pasaba con su familia. En su tiempo libre hacían muchas excursiones, sobre todo, en bicicleta. En realidad, no se preocupaba por su salud, ya que, después de todo, solo tenía 30 años. Sin embargo, un día comenzó a sentir unos ligeros mareos. Sławomir decidió ir al médico. Tras varios exámenes, obtuvo un diagnóstico inesperado: tumor cerebral. En una operación de emergencia, le extirparon el tumor del cerebro. Afortunadamente, la operación tuvo éxito y, para sorpresa de los médicos, Sławomir pudo irse a casa al día siguiente. Sin embargo, el joven tenía ante sí un largo camino de rehabilitación.

Suerte en la desgracia

Cuando el principal sostén económico de una familia se queda inesperadamente incapacitado para trabajar y la falta de ingresos se convierte repentinamente en un problema, todo esto se traduce en una carga financiera muy pesada. Afortunadamente, este no fue el caso durante el tratamiento de Sławomir. Unos meses antes, había sido asesorado por su consultora de OVB, Ania Krukowski. Juntos, habían revisado todos los seguro que había contratado para averiguar qué medidas de previsión importante podría faltar. Ania le aconsejó, que se asegurara de que su familia estuviera protegida en el caso de que algo le sucediera. «Gracias a Ania, estuvimos financieramente asegurados durante mi enfermedad y el período de recuperación. Sin la prestación del seguro, hubiéramos tenido que recurrir a nuestros ahorros, que tampoco nos habrían durado un período de tiempo largo», nos cuenta Sławomir.

Estar asegurado en situaciones de emergencia

Mientras Sławomir esperaba su operación, reunió todos los documentos necesarios para la compensación del seguro. Una semana después de presentar los documentos, recibió la información de que el pago había sido aceptado. El dinero terminó en su cuenta esa misma semana. "OVB me cubrió las espaldas y las de mi familia en el momento más difícil de nuestras vidas. Me siento segura porque sé que mi familia está cubierta ante cualquier eventualidad. Si me pasa algo, estarán seguros financieramente. Por eso siempre estaré agradecido a OVB".

Este sitio web utiliza cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de nuestros visitantes. Algunas de estas cookies son técnicamente obligatorias para garantizar determinadas funciones del sitio web. Al continuar navegando por este sitio web, usted da su consentimiento a nuestro uso de cookies. más

Las cookies han sido activadas.