OVB Allfinanz España presenta su Informe de la Situación de las Pensiones en España 2022

|

El “Informe sobre la Situación de las Pensiones 2022” analiza el contexto actual de nuestro sistema de pensiones, sus perspectivas de futuro, las prácticas y regulación en otros países de la OCDE, las medidas de reforma propuestas por el Gobierno y sus implicaciones para los ciudadanos.

OVB España ha presentado en Madrid el “Informe sobre la Situación de las Pensiones en España 2022.Cambios regulatorios y repercusiones para los españoles”. En un momento de incertidumbre sobre el futuro de las pensiones, este informe surge para aportar una visión integral de la situación actual de las pensiones y ofrecer una respuesta clara sobre su futuro y el impacto en los ciudadanos de los últimos cambios normativos implementados por el Gobierno.

Liderado por OVB España, el informe ha sido elaborado por un equipo de expertos en el sistema de las pensiones formado por Harald Ortner, director general de OVB España, Elena Aranda, directora de Vida, Protección y Ahorro en AXA España, Eva Valero, directora de Vida, Ahorro y Pensiones de Caser y del Observatorio Caser, José Manuel Jiménez Rodríguez, director del Instituto Santalucía y Esmeralda Gómez, autora del libro del Grupo Planeta “¿Quieres cobrar tu pensión?” y presentadora del programa de televisión sobre educación financiera “El Foco”.

Entre las cuestiones que se tratan en el informe se aborda cómo es el actual sistema de pensiones y qué perspectivas de futuro tiene; realiza un análisis de las implicaciones de las medidas para los ciudadanos españoles, recoge las principales prácticas y regulación en países de la OCDE. Asimismo, se plantean alternativas de reforma del sistema de pensiones que impacten en su sostenibilidad financiera y aporta la visión de nuestros expertos sobre la correcta planificación de las pensiones.

El informe recoge los principales retos a los que se enfrenta nuestro sistema de pensiones destacando:

  • La necesidad de diseñar un sistema público de pensiones que se complemente con otras medidas de ahorro –públicas o privadas- de cara a la jubilación, tal y como se hace en otros países europeos.
  • La exigencia de creación de un sistema multipilar. Esto es, transitar de un sistema de reparto a uno constituido por tres sistemas: a) de reparto basado en cuentas nocionales, b) de capitalización privada y c) de ahorro privado.
  • La importancia de profundizar en la educación financiera de toda la población y apostar por una planificación financiera desde la incorporación al mercado laboral, adaptada a la capacidad financiera, perfil de inversión, horizonte temporal, características e intereses personales de cada uno, con el acompañamiento de un consultor financiero.  
  • La necesidad de calcular las pensiones sobre toda la carrera laboral, que incluyan las crisis, las lagunas de cotización (paro, ascensos...) Eliminación de las limitaciones de mínimo de años para acceder a la pensión, ésta debería existir siempre que la persona haya cotizado a la Seguridad Social independientemente del tiempo. También se eliminaría las limitaciones de importe máximo.
  • La unificación del sistema de pensionescon independencia de la naturaleza del trabajador: teletrabajo, autónomos, a tiempo parcial. Un único sistema para todos y adaptado para cada uno.
  • La conveniencia de realizar una transición gradual hacia un sistema de reparto sobre la base de cuentas nocionales.
  • La obligación de aumentar la transparencia en la información que ofrece el sistema en relación con las futuras prestaciones a las que van a acceder los trabajadores.