OVB Allfinanz España S.A.

Descubre la fiscalidad del ahorro a largo plazo

Noticia de OVB

Descubre la fiscalidad del ahorro a largo plazo

Pero uno de los principales factores a tener en cuenta es la fiscalidad de las distintas soluciones existentes, tanto de las aportaciones (cuantía que aportas) como de las prestaciones (cuantía que recibes) que un buen consultor financiero sabrá encontrar y maximizar para ofrecer al cliente la solución más beneficiosa.

En este sentido ofrecemos una breve información y comparativa entre dos soluciones de ahorro a largo plazo, los Planes de Pensiones y los PIAS (Plan Individual de Ahorro Sistemático) desde el punto de vista fiscal de las aportaciones y de las prestaciones.

PLANES DE PENSIONES:

–              Aportación: Lo que insisten en contarte:

La fiscalidad de los planes de pensiones puede resultar muy atractiva ya que las aportaciones desgravan. Esto es debido a que las aportaciones que se llevan a cabo con estas modalidades de ahorro reducen la base imponible general del IRPF ya que los Planes de Pensiones tributan como Rendimiento del Trabajo.

Saber cuánto desgrava el plan de pensiones dependerá de las circunstancias de cada persona y de sus aportaciones. Hemos de tener en cuenta que, por ley, el límite de aportación a un plan de pensiones y a un plan de previsión asegurado es por lo general de 8.000 euros, mientras que la reducción en base imponible del IRPF es la menor de estas circunstancias: 8.000 euros o el 30% de los rendimientos netos de trabajo. Estos son de los pocos productos de ahorro capaces de reducir la base imponible en el IRPF, hasta tal punto, que la declaración de renta nos podría salir a devolver.

Ejemplo: Una persona con un salario de 20.000 euros brutos anuales y una aportación de 1.000 euros anuales a un Plan de Pensiones obtendría un beneficio fiscal aproximado de 240 euros al año.

–              Prestaciones: Lo que no nos comentan sobre la cuantía que recibes.

Al rescatar un Plan de Pensiones en forma de capital (todo el saldo acumulado de golpe) el total acumulado, tanto las aportaciones como los beneficios, tributan como Rendimiento del Trabajo, por lo que no solo tendrás que tributar en el rescatar por las cuantías desgravadas cada año si no también por los beneficios obtenidos como si fueran rendimiento de tu trabajo:

Ejemplo: Una persona con un salario de 20.000 euros brutos anuales que hubiera aportado 1.000 euros al año a un Plan de Pensiones durante 30 años, y hubiera obtenido una rentabilidad estimada del 4% anual tendría acumulado en su Plan 58.328 euros por los que tendría que tributar como Rendimiento del trabajo, ascendiendo los impuestos a 17.283 euros.

Además, para calcular los impuestos totales se tendría que tener en cuenta el salario percibido en el año en el que se rescata ya que también tributaría como Rendimiento del Trabajo.  O en su caso, si rescatáramos una vez jubilados se debe tener en cuenta la pensión de jubilación para el cálculo de impuestos.

Podríamos decir que la fiscalidad de los planes de pensiones se difiere en el tiempo hasta el momento de la prestación.

PLAN INDIVIDUAL DE AHORRO SISTEMÁTICO (PIAS):

Los Planes Individuales de Ahorro Sistemático, un cómodo plan de ahorro destinado a complementar la pensión de jubilación y que se puede percibir tanto en forma de capital (todo el saldo acumulado de golpe) como en forma de renta vitalicia, siendo ésta última la que ostenta ventajas fiscales. Las aportaciones periódicas, en las que se basa este producto, ofrece seguridad al estar planeadas al largo plazo, ya que, a mayor duración, mayores expectativas de obtener rentabilidades positivas.

–              Aportación:

Las aportaciones a soluciones distintas a los Planes de Pensiones no desgravan, por lo que no reducen la base imponible general del IRPF y, por tanto, en el momento de la prestación tributaran como rendimiento de capital mobiliario únicamente los beneficios obtenidos.

Ejemplo: Una persona con un salario de 20.000 euros Brutos anuales y una aportación de 1.000 € anuales a un PIAS no obtendría un beneficio fiscal sobre la aportación.

–              Prestaciones:

Al rescatar un PIAS en forma de capital (todo el saldo acumulado de golpe) el total acumulado, solo tributaremos por los beneficios obtenidos como rendimiento de capital mobiliario y no tendremos que tributar por la cuantía aportada ya que no hemos obtenido una desgravación previa.

Ejemplo: Una persona con un salario de 20.000 euros brutos anuales que hubiera aportado 1.000 euros al año a un PIAS durante 30 años, y hubiera obtenido una rentabilidad estimada del 4% anual tendría acumulado en su PIAS 58.328 euros por los que tendría que tributar como Rendimiento de Capital Mobiliario solo sobre el beneficio obtenido, ascendiendo los impuestos a 5.829 euros.

Como nota importante, para calcular los impuestos no se tendría que tener en cuenta el salario percibido en el año en el que se rescata ya que el salario tributaría como Rendimiento del Trabajo y los PIAS como Rendimiento de capital mobiliario.

Además, si el saldo acumulado en el PIAS lo percibiera en forma de renta vitalicia obtendría mayores ventajas fiscales ya que los rendimientos generados durante el periodo de acumulación estarán exentos de tributar si han transcurrido más de cinco años desde la primera aportación y dependiendo de la edad se podrá disfrutar de reducciones fiscales de entre el 60% y 92%.

Sobre qué cuantía sería más interesante obtener ventajas fiscales: ¿sobre las aportaciones anuales o sobre el total acumulado?

Los consultores financieros profesionales respaldados por una compañía sólida y con una trayectoria de varias décadas serán los más indicados, no solo para ofrecer los mejores y más seguros productos, sino también para encontrar las soluciones más fiscalmente favorables para sus clientes.

Player is loading ...

Film Corporativo OVB

 
Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideraremos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración. aquí.
Okay