ERTE, ¿qué significa y quién se acoge?

Durante estas semanas escuchamos constantemente el término ERTE, más aún cuando en este momento, y según indican las últimas cifras, hay en España casi 3,9 millones de trabajadores afectados. ¿Qué es?, ¿qué implica para la empresa?, ¿y para el trabajador

 
 

ERTE, ¿qué significa y quién se acoge?

Según sus siglas, ERTE significa Expediente de Regulación Temporal de Empleo. Una medida por la que han optado numerosas empresas dada la crisis sanitaria provocada por el Covid-19 y el parón de la actividad económica. Esta medida supone inscribir a los trabajadores en el paro mientras dure el estado de alarma. Pero lo vemos un poco más en detalle.

En la situación actual, cualquier ERTE que se lleve a cabo debe estar vinculado al coronavirus y se dará "como consecuencia de causas económicas, técnicas, organizativas o de producción que tengan que suspender temporalmente la totalidad o parte de su actividad, con la consiguiente suspensión de los contratos de trabajo o la reducción temporal de la jornada de trabajo de las personas trabajadoras en dicha empresa".

Las empresas y los ERTE

Pueden presentar ERTE por fuerza mayor todas las empresas que, tanto antes como después de la declaración del estado de alarma, se hayan visto paralizadas por decreto o su actividad haya quedado seriamente afectada por motivos directamente relacionados con la pandemia del coronavirus. En concreto, hay algunas actividades que están incluidas en estas circunstancias, como los museos, las salas de fiestas, los bares y restaurantes, los parques de atracciones y las que ofrecen la práctica deportivo-recreativa de uso público, entre otras muchas.

De esta manera, la empresa tiene la posibilidad de reducir considerablemente sus costes laborales, mientras dure la inactividad laboral.

¿Cómo afecta un ERTE al trabajador?

En caso de que la empresa se acoja al ERTE el trabajador no deberá hacer ningún trámite, es la empresa quien informa en la aplicación del ERTE de los trabajadores afectados y es el Servicio Público de Empleo (SEPE) quien tramita las prestaciones.

Tampoco es necesario que el trabajador tenga un mínimo cotizado para poder cobrar el paro, por ello desde la Seguridad Social se ha indicado que todos los afectados podrán cobrar el desempleo, aunque no hayan cotizado el periodo mínimo necesario para ello. Además, el ERTE por coronavirus no consume paro del trabajador.

El trabajador cobrará el 70% de la base de cotización en base a un cálculo con los 180 últimos días cotizados, o menos si no se llega a esa cantidad, durante los seis primeros meses. Esta prestación variará en función del número de hijos a cargo. Cobrará el 50% a partir del séptimo mes.

Una vez se vuelva al trabajo, y según las palabras que recoge el BOE “las medidas extraordinarias en el ámbito laboral estarán sujetas al compromiso de la empresa de mantener el empleo durante el plazo de seis meses desde la fecha de reanudación de la actividad”. Por lo que cuenta con el compromiso de la reincorporación a su puesto de trabajo.

Hoy en día esta es la situación actual que plantean numerosas empresas, un escenario que está en constante cambio y evolución. Si quieres estar al día de las novedades, nuestros consultores financieros podrán actualizar toda la información. Mantén el contacto online para estar informado de la evolución de los ERTES tanto si eres trabajador o autónomo y te has visto afectado por el COVID-19

Volver   compartir en Facebook    compartir en Twitter
 

Este sitio web utiliza cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de nuestros visitantes. Algunas de estas cookies son técnicamente obligatorias para garantizar determinadas funciones del sitio web. Al continuar navegando por este sitio web, usted da su consentimiento a nuestro uso de cookies.  más

Además, utilizamos algunas cookies para recopilar información sobre el comportamiento del usuario en este sitio web y para mejorar nuestro sitio web sobre la base de esta información.